En marzo fue el cumple del rubio, ya 3!!!, esto va que vuela, si hace nada estaba en mi barriguita dando pataditas y regalándome digestiones pesadas y ardientes.

Y qué le regalamos a un niño de tres años que en realidad no necesita mucho y que ya lo van a colmar de regalos abuelos, tíos, primos y amigos. Mi marido y yo hicimos una lista de cosas que le gustan al pequeñín y que estaban pendientes por hacer y de entre todas ganó ir a dar un paseo en Caballo, porque al rubio le flipan los animales, todos, y uno de los que más le gusta es el Caballo. Así que buscamos cerca de casa un lugar donde poder ir a subir a verlos y preguntar si era posible que subiera un niño tan chiquitín. El lugar elegido fue la Hípica del Maigmó en Alicante, está en un entorno muy bonito y saludable, además el trato es espléndido.

The Big Bang Theory - GIFMANIA

www.gifmania.com

Al levantarnos ese fin de semana les dijimos a los rubios, venga hoy vamos a por el regalo de cumple del Rubio, desayunar mucho y coger fuerzas que seguro que las necesitáis. -Y qué es??? venga, venga decirlo. – No, que es un sorpresa. -jooooooooo. Pero el papi no pudo resistirse y les dijo: -A montar a Caballo. En ese momento se les iluminó la carita y fue la fiesta padre, gritos, aplausos y vítores de alegría inundaron la cocina.

Así que tras desayunar, vestirnos y coger una mochila con agua y demás cosas mochileras, iniciamos viaje de 15 minutitos hacia mundo caballo. La emoción se palpaba en el aire, sino dijeron 100 veces cuándo llegamos? no fue ninguna. Tras aparcar el coche, no se lanzaron por la ventana porque iban amarrados a las sillas de seguridad, pero juro que lo intentaron!!! El rubio tartamudeaba de la emoción: mimimimira mmaammaami unos ponnniiisss!!! Y la rubia saltaba de piedra a piedra cómo si estuviera jugando al Mario Bross Kars, derrapaba y todo!!!!

Mientras mi marido preguntaba sí podían montar los niños a caballo y el precio o qué actividades podían hacer, nosotros estuvimos dando de comer a los ponis. Qué cosa más bonita de animales, se acercaban y se dejaban tocar, con eso ya teníamos más que contentos a los bichetes.
lolaponi   pauponi
Y tuvimos suerte ese día, porque fue llegar y besar el santo, nos dijeron que teentusiasmonían un hueco porque se había llamado un grupo que no iba a poder ir y así que quedaban unos caballos libres para poder montarlos. Así que les dieron unos cascos para montar y vieron como les ponía la montura y se los presentaba a los niños para que fueran tomando confianza, la verdad que estuvo genial, y ya podéis ver la carita de emoción que tenían ambos!!!!
El paseo duro alrededor de 25 minutos por una senda de tierra, al ser la primera vez que montaban los papis tenían que ir a su lado por si se asustaban o querían bajarse, nos dijo que tras ver como se adaptaban ya podríamos subir todos y hacer una ruta programada.lolacaballo paseocaballo
La experiencia fue alucinante y repetible una y mil veces!!! seguro que repetimos y además os lo recomiendo a todos, porque es un contacto puro con la naturaleza y que a los niños les va a encantar, además si lo conciertas con ellos puedes llevarte un pícnic y tomarlo allí en un merendero que hay y pasar un mañana o una tarde muy muy pero que muy especial.
Un saludo cariñoso
Y no olvidéis segirme en las redes: en Facebook, en twitter y en instagram y en youtube.